Diputada Joanna Pérez pide rechazar proyectos de fraudes en tarjetas y “quedarnos con jurisprudencia”: Los bancos son responsables

Diputada Joanna Pérez pide rechazar proyectos de fraudes en tarjetas y “quedarnos con jurisprudencia”: Los bancos son responsables

Diputada Joanna Pérez pide rechazar proyectos de fraudes en tarjetas y “quedarnos con jurisprudencia”: Los bancos son responsables

Tras conocerse la decisión unánime de la Tercera Sala de la Corte Suprema, que falló el miércoles a favor de la empresa Comercial Agrícola e Industrial Novapro, a la que en agosto del año pasado le sustrajeron unos $26 millones de su cuenta corriente en Banco de Chile de forma fraudulenta, la diputada y Vicepresidenta de la DC, Joanna Pérez, pidió “no seguir adelante con el polémico proyecto que actualmente se tramita en la Cámara en relación a este tema, porque si bien el proyecto se presentó de buena fe, el riesgo de legislar puede ser muy grande considerando el fuerte lobby de los bancos. La Justicia ha sido categórica: son los bancos los que deben responder por fraudes con tarjetas; no hay espacio para otra cosa ni para agregar complementos a aquello. Los bancos responden y punto”.

 La parlamentaria DC gestionó hace algunos días el rechazo o cambio a dos artículos que a su juicio, tras ser modificados por indicaciones del Ejecutivo, “no sólo cambiaron el espíritu original, sino que transformaron un  proyecto en una iniciativa pro bancos, en lugar de ser pro consumidores “.

“Creo que rescatando la intencionalidad del proyecto en su origen, se está intentando modificar una obligación que por ley está  consagrada en la legislación actual  y es que el banco es  víctima de los fraudes y no el cliente, por  ellos el banco debe buscar los medios y procedimientos de seguridad y no el cliente. Y cómo los bancos no quieren cumplir la ley ahora quieren cambiarla para endosar la responsabilidad al cliente. “

“Si bien había jurisprudencia, el fallo que conocimos,  por una mayoría abrumadora donde se consagra que es el banco el responsable y que además hacerse vía  recurso de protección, nos ratifica que aquí no hay espacio para otras cosas. Y, además, se facilita el camino legal, ya que antes  de este fallo muchos clientes que sufrían  fraude no podían contar con abogados para un largo juicio; hoy se abre el camino por un juicio corto”.

“Por lo que hoy no se debería cambiar la legislación; llamo a rechazar este proyecto pues cualquier cosa estará contaminada por el lobby de los bancos y del mismo gobierno, que no ha demostrado estar del lado de los consumidores y usuarios. Este afán de generar leyes y contra leyes a veces puede ser perjudicial. Tengamos sentido común, debemos legislar cuando hay vacíos, cuando la ley ha quedado desfasada, pero aquí no hay nada que legislar. Solo fiscalizar que se cumpla y que el banco busque las medidas de seguridad para prevenir ser víctima de fraude y, si ocurren, en ningún caso puede pretender que el perjuicio  la sufra o asuma  el cliente”.

admin